Este proyecto es una invitación para romper el tabú. Es un canal de inspiración y de información, tanto para quien vive el luto como para quien desea ayudar

Procedimientos prácticos en caso de muerte

En medio del dolor y la conmoción, hay una serie de medidas que deben ser tomadas cuando alguien fallece. Conocer algunos de estos pasos puede simplificar el proceso.

En medio de la conmoción que trae la muerte de un ser querido, para la familia es muy difícil tener que tomar las medidas prácticas en relación al funeral y a los procesos legales, especialmente cuando la muerte surge de manera inesperada. Generalmente, le corresponde a un familiar que se encuentra en mejor condiciones emocionales el hacerse cargo de llevar a cabo las acciones necesarias. Al igual que el resto, esta persona necesita apoyo y orientación. Reunimos aquí una pequeña guía de los procedimientos[1] necesarios que hay que realizar al momento de enfrentarse a esta situación.

Imagem: reprodução

MUERTE NATURAL

En caso de que el fallecimiento ocurra con el acompañamiento de un médico, este último emitirá un certificado de defunción. Si no hubo acompañamiento médico, la familia debe ir a la Delegación Policial más cercana para registrar lo ocurrido. La delegación solicitará el levantamiento del cadáver y emitirá un certificado de defunción.

MUERTE VIOLENTA

La familia debe dirigirse directamente a la Delegación Policial más cercana, la cual enviará a una unidad del Cuerpo Técnico o Científico a indagar sobre las causas de la muerte. Tras esto, el levantamiento del cuerpo será realizado por el IML (Instituto Médico Legal), quien se hará responsable de emitir el certificado de defunción y permitir que trasladen el cuerpo.

FALLECIMIENTO EN EL HOSPITAL

Antes que de que se completen las 24 horas de hospitalización:

El médico responsable tomará las medidas necesarias para trasladar el cuerpo al IML o, si se encuentra en São Paulo, al Servicio de Verificación de Defunción (SVO por sus siglas en portugués) para que le hagan la necropsia. Estos órganos emitirán el certificado de defunción tras efectuar el dictamen de la necropsia.

Pasadas las 24 horas de hospitalización:

El médico responsable podrá firmar el certificado de defunción en el mismo hospital, siempre y cuando no exista ningún impedimento legal. Cada caso será evaluado por el médico responsable, el cual tomará las medidas legales necesarias de acuerdo con sus principios éticos.

DOCUMENTOS NECESARIOS DEL FALLECIDO

– Registro de nacimiento, caso fuese soltero. Certificado de matrimonio, caso estuviese casado;

– Cédula o Tarjeta de identidad;

– CPF[2];

– Tarjeta o Registro Profesional (en caso de que fuese un profesional liberal);

– Credencial para votar;

– Libreta Militar (para los hombres mayores de 18 años);

– Tarjeta de Seguridad Social (para los pensionados).

Es importante presentar todos estos documentos para que el certificado de defunción sea emitido de manera completa, facilitando así los procedimientos que la familia deba realizar tras el fallecimiento.

CEMENTERIO: VELORIO Y ENTIERRO

En posesión de los documentos del fallecido y del certificado de defunción, la familia debe entrar en contacto con la funeraria, quien se hará cargo de trasladar el cuerpo al velorio y al cementerio. Igualmente, será la funeraria quien tomará las medidas necesarias para llevar a cabo el entierro en el cementerio, como por ejemplo, la compra de sepultura en cesión indefinida, en caso de que la familia aún no posea una.

EL CREMATORIO: INFORMACIONES SOBRE LA CREMACIÓN

Además de todos los documentos del fallecido, es necesario realizar los siguientes procedimientos adicionales:

  •      Declaración de intención, en vida, por parte del fallecido, registrada en la notaría o autorización del pariente más cercano (cónyuge o hijos), también registrada en notaría;
  •      Certificado de defunción con la firma de dos médicos (en caso de muerte natural);
  •      Certificado de defunción firmada por un médico forense y autorización judicial (en caso de muerte violenta).

DERECHOS Y DEBERES

Verifique si la persona que falleció tiene algún convenio, plan o seguro exequial. Al recibir el certificado de defunción, revise con atención toda la información. En caso de que haya algún dato incorrecto, pida inmediatamente una rectificación. Cualquier alteración en un certificado de defunción sólo podrá ser realizada en un plazo máximo de 24 horas después del fallecimiento. Es responsabilidad de la familia el proveer la ropa que será utilizada por el fallecido. Es necesario inscribir el certificado de defunción en la Notaría de Registro Civil.