Este proyecto es una invitación para romper el tabú. Es un canal de inspiración y de información, tanto para quien vive el luto como para quien desea ayudar

¿Cómo la empresa puede ayudar?

Más de que conceder una licencia o permiso temporal, existen muchas otras maneras de brindar esa ayuda y apoyo que marcan la diferencia para quien vive la pérdida de un pariente. ¡Vea la lista!

Imagen: Bethany Legg / Unsplash

La expresión utilizada para la ausencia y permiso temporal de un colaborador debido a la muerte de un pariente es “Licencia por luto”[1]. Esta licencia está prevista dentro de la ley y establece que el trabajador puede faltar al trabajo, sin descuento de su salario, de 2 a 9 días, dependiendo del régimen jurídico del colaborador (servidor público, independiente, nómina) o del grado de parentesco con el fallecido.

No obstante, las empresas pueden ir mucho más allá de la licencia legal. Cuando se pierde a un ser querido, el cuidado y el apoyo recibidos tienen una enorme importancia para el proceso del luto. La empresa puede, y debe, hacer parte de esa red de apoyo, ayudando al enlutado a sobrepasar ese momento difícil de la mejor manera. A continuación, sigue una lista de acciones y actitudes positivas que ayudan al enlutado dentro de su ambiente de trabajo:

1- Informar y orientar a los demás colaboradores sobre la pérdida de un ser querido de un colega: la empresa debe orientar a los equipos de trabajo sobre cómo recibir al colaborador que sufrió una pérdida en su entorno. Los colegas de trabajo tienden a sentirse incómodos, algunos hasta suelen evitar encontrarse con la persona debido a que el asunto puede ser muy difícil de tratar. El acogimiento por parte de los colegas es fundamental: no huir, no desviar la mirada, escuchar, ofrecerse para ayudar, conversar, abrazar, todas esas son actitudes muy positivas. En contraposición, las personas deben evitar: pedirle al enlutado que sea fuerte, que no llore, que no hable del asunto o decirle que todo va a estar bien. Por más bienintencionados que sean, esos consejos NO ayudan;

2-   Anticipar las vacaciones: en caso de que el colaborador necesite más días debido a su dificultad para retomar el trabajo, anticipar las vacaciones puede ser mejor de que contar con una licencia médica;

3-   Permitirle al enlutado el participar en conferencias y grupos de apoyo al luto que aplican también para la familia. Si el enlutado tiene que ausentarse en un período laboral para poder asistir a dichos encuentros, la empresa puede flexibilizar los horarios de trabajo.

4-   Cambio temporal de sector: esto aplica para los casos en los que la actividad laborar esté directamente ligada a cuestiones delicadas que implican el relacionarse con otras personas, como sectores de RRHH o atención al cliente, por ejemplo, y donde la condición del enlutado puede comprometer su desempeño. Igualmente, se debe analizar la posibilidad de cambio de sector cuando el cargo de la persona le exige viajar mucho en un momento que ésta necesita permanecer cerca de la familia y amigos. Estos cambios deben ser acordados previamente con el enlutado y este último debe sentirse cómodo con ellas.

5-   Recomendar textos de apoyo: la empresa puede sugerir y disponibilizar lecturas relacionadas con el tema,

6-   Posibilidad para trabajar home office: en los casos en los que este modelo sea posible, el home office puede ayudar al funcionario, dándole el espacio para resolver sus problemas y para sentirse bien antes de retomar su rutina. Esta flexibilidad puede ayudar mucho en los casos en los que, por ejemplo, una funcionaria perdió a su madre y era esta última la encargada de cuidar a sus hijos.

7-   Flexibilidad de horarios durante el primer mes después de la pérdida: permitir que la  persona altere sus horarios de trabajo, sin que esto tenga una implicación salarial, puede favorecer la reorganización de su rutina y su vida personal.

8-   Auxilio funerario: puede ser una suma de dinero o una participación en los gastos relacionados con el funeral tales como los costos de la funeraria, el cementerio o el crematorio. Igualmente, se puede ofrecer un plan de asistencia funeraria para todos los trabajadores,

9-   Auxilio jurídico para la elaboración de documentos post-muerte (certificados, pensiones y seguros): esas cuestiones prácticas se vuelven complicadas en medio del torbellino que representa el proceso del luto. Recibir la orientación adecuada ayuda mucho.

10-         Atención psicológica de emergencia: es muy importante que el enlutado cuente con una red de apoyo profesional. La empresa puede ofrecer, financiar o recomendar especialistas o servicios disponibles para esto.
[1] El nombre original en portugués es “Licença nojo”. La palabra “nojo” en portugués tiene varias acepciones, entre las cuales están “asco” y “duelo”