Este proyecto es una invitación para romper el tabú. Es un canal de inspiración y de información, tanto para quien vive el luto como para quien desea ayudar

Reinventar la vida

Perder a alguien es también perderse de sí mismo. La salida no está en la superación, sino en la transformación.

Cuando perdemos a alguien, parece que perdemos nuestro propio rumbo. Perdemos la capacidad de hallar el sentido de muchas cosas y de reconocer la vida que teníamos hasta ahora. Joan Didion, periodista y escritora estadounidense, describe esta sensación de forma brillante en su libro “El año del pensamiento mágico”: “La vida cambia en un instante. Usted se sienta a comer y la vida que conocía acaba de repente”.

Es como si todo y nada mudasen al mismo tiempo. La vida continúa como siempre fue, pero nosotros no seguimos siendo los mismos. Lo importante es tener la claridad de que el luto es un proceso de transformación y no de superación. Es un camino doloroso, sin punto de llegada, pero que implica una reinvención de la propia vida. Por esto es necesario aceptar la responsabilidad de dejar que el mundo se modifique, asumiendo nuevas versiones de sí mismo – y, quién sabe, hasta mejores.

Marina Papi

Ilustración de Marina Papi para ‘¿Y si hablamos del luto?’